Miserias del ‘streaming’: un músico gana 80 euros al mes por ocho millones de escuchas

Interesante artículo firmado por Mario Escribano en elconfidencial.com. Es largo y muy interesante y si te interesa deberás tomarte tu tiempo en leerlo.

Rufus T. Firefly abrieron esta vez el debate: “Sería increíble que todos los artistas nos uniéramos para no subir los discos en ‘streaming’ hasta que haya pasado un año desde su estreno o algo así”. Es un asunto que se ha ido tensando con el tiempo, pero la desaparición de la música en directo durante meses —y su futuro incierto— lo ha terminado de poner en la diana. En resumen: los músicos no quieren tragar con las exiguas tarifas de las plataformas digitales. La solución, podrían pensar muchos, es tan sencilla como salirse de ellas, pero no es tan fácil cuando la industria gira en torno a empresas como Spotify, YouTube, Apple o Amazon.

La banda madrileña tuvo una respuesta que también era de esperar: regresaría la piratería, algo que tampoco les preocupa en exceso. “No se venden más discos con el ‘streaming’, va a peor cada año. Lo que sí que ha conseguido el ‘streaming’ es que ya nadie se escuche un disco entero. Puestos al robo, casi preferimos volver al clásico”, replicaron. Ante un aluvión de datos celebratorios de Spotify, el cantautor y compositor Crispin Hunt se hizo una pregunta en esa misma línea: “Han traído dinero de nuevo a la industria, pero… ¿cortaron la piratería o la industrializaron?”.

Sigue leyendo